Epístola de Natividad de Arz. Tikhon 2015/2016

Foro en español y portugués para discutir los diversos aspectos de la Ortodoxia Tradicional.

Moderators: Maria, phpBB2 - Administrators

Post Reply
User avatar
Priest Siluan
Moderator
Posts: 1939
Joined: Wed 29 September 2004 11:53 pm
Faith: Russian Orthodox
Jurisdiction: RTOC
Location: Argentina
Contact:

Epístola de Natividad de Arz. Tikhon 2015/2016

Post by Priest Siluan »

EPÍSTOLA DE NATIVIDAD
De Su Eminencia Tikhon, Arzobispo de Omsk y Siberia,
Presidente del Sínodo de los Obispos de la Iglesia Verdadero- Ortodoxa Rusa



Gloria a Dios en las alturas,
y en la tierra paz... (S. Lucas 2:14).
Y Herodes, mandó matar a todos los niños,
que había en Belén
y en todos sus alrededores... (S. Mateo 2:16)



¡Queridos en el Señor, Hermanos Obispos, Muy Honorables Padres, Teófilos Hermanos y Hermanas!

Llenos de paz celestial y beneficiosa alegría yacen nuestros corazones en la Radiante Festividad de la Natividad de Cristo, en el Sagrado Pesebre de Jesucristo Divino Niño, reposa el Eternísimo Dios. La Iglesia, con sus cánticos, entona sonoramente el canto triunfal de las huestes celestiales: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, a los hombres de buena voluntad” En el mundo entero, a toda la humanidad, le es proclamado este gran regocijo: “que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor” (S. Lucas 2:11)

Pero cuando nuestra atención es apartada de la contemplación del pesebre de Cristo por el ruido del tempestuoso mar de la vida, y nos dirigimos hacia lo que sucede en el mundo, en nuestros terribles días, nuestro corazón en confusión, comienza a preguntarse: ¿dónde están esos hombres de buena voluntad? Se ha levantado reino contra reino, pueblo contra pueblo; numerosas hordas armadas, enfurecidas las unas contra otras, no cesan sus horrendas batallas por toda la tierra, sobre los enormes espacios de muchos estados fluyen ríos de sangre, sin mencionar las lágrimas, con las cuales, tan abundantemente, es regada toda la tierra. ¿Dónde está la tan anhelada paz y buena voluntad? ¿No estaremos experimentando tiempos pre-apocalípticos? ¿Qué significa esto? ¿Los santos ángeles estaban equivocados?

"No se turbe vuestro corazón, - dice el Divino Niño desde su Pesebre - ve, no desmayes, porque es necesario que todo esto acontezca”

Sí, es necesario que suceda: fue así incluso, cuando estuvo sobre la tierra el Mismísimo Gran Reconciliador del cielo con la tierra; y tan pronto como los Ángeles concluyeron su maravilloso cántico de paz, comenzaba una inaudita guerra sobre la tierra: De un lado, el rey Herodes y toda Jerusalén, del otro – el Niño Jesús y sus guardianes - los niños de Belén. Y luego, la sangre inocente de los Niños-Mártires fue vertida, y la tradición de la Iglesia dice que los soldados del inhumano Herodes masacraron en Belén, y sus alrededores, hasta 14.000 niños...

Pero, confiemos, pues para nosotros, precisamente por nosotros, Dios ha llevado a cabo la gran obra de su Encarnación; por su Inmensa Misericordia ha tomado nuestras flaquezas, por lo tanto, no debemos turbarnos, desalentarnos, ni dudar! Llenos de fe, celo y gratitud, acudamos al arrepentimiento: y a través de ello, a la reconciliación con Dios.

Sabemos que el enemigo de la raza humana se levantará contra nosotros, y sembrará la enemistad entre nosotros, pero si con Temor de Dios, Fe y Amor permanecemos en la Verdad, dentro de nuestros corazones y en nuestras almas, gozaremos de aquella paz, que fue cantada y anunciada por los ángeles, en aquella Santa Noche.

Pero en esto, nos guardaremos de la ilusión, cual puede hacernos imaginar que podemos ver, sentir y acaparar al Señor Jesucristo, como si nosotros fuéramos Él Mismo. Mas, esto es sólo un juego de vacua, pomposa y orgullosa vanidad! Esto – el dañino autoengaño, una perdurable sensibilidad – es la confirmación de la acción del autoengaño, bajo la apariencia de benditas acciones.

¿Se puede estar en autoengaño, en el terreno de la mentira y el engaño, para ser un cumplidor de los mandamientos de Cristo, en los cuales la Verdad de verdades es Cristo Mismo? Quien simpatiza con la mentira, es condescendiente con la mentira, quien asimila para sí la mentira, se une en espíritu a la mentira ¿Puede entonces ser condescendiente con la verdad? ¡No! Él la odiará, será un frenético enemigo de ella, y su perseguidor.

Es difícil salir del autoengaño, pero es posible - la superación de este estado desastroso es posible para las personas que son conscientes de su engaño, y lo rechazan, por medio de la entrada en el sendero salvífico del arrepentimiento. Encomendémonos al Señor, y no a nosotros mismos.

Preparémonos a aceptar sus Dones por medio de la purificación a través del arrepentimiento - esta es nuestro tarea. En el Misterio de Confesión, limpiaremos eficazmente todos los pecados, cometidos de palabra, obra, pensamiento, para erradicar del corazón, lo que está arraigado en él, en lo referente a prácticas pecaminosas.

Así, queridos hermanos y hermanas en el Señor, la Santa Iglesia, al cantar la presente Festividad de Paz, Amor y Buena Voluntad, nos invita a todos a asimilar la Paz de Dios, anular el mal dentro de nosotros, destruir la discordia interior y la división. Ella nos llama a purificarnos a través del arrepentimiento, nacer espiritualmente, y de esta manera, a la paz interior, la Paz de Cristo, Paz de Amor, que reinará en nuestros corazones, la cual debería ser el fundamento del mundo externo.

La humanidad en su mayoría no tiene paz y ni amor, pues no hay paz, ni podrá haber, en el ateo, en el impío, en el mundo apóstata. Mas la Palabra de Dios es inmutable, y entonces, la paz ha sido traída a la tierra.

El Reino de Paz sobre la tierra es la Iglesia de Cristo: Ella es la portadora, anunciadora y suministradora de la Paz de Cristo. En Ella, y sólo en Ella, es necesario buscar la paz. Aquí, en la Verdadera Iglesia de Cristo, Fiel Novia de su Esposo Celestial, su Cuerpo Místico, que da a conocer al hombre la paz en Dios, dado que en la Gracia de los Misterios, en la oración, en toda los aspectos de la vida eclesiástica, el cristiano ortodoxo recupera la perdida unidad con el Creador, adquiere paz para su alma, reposo y consuelo a su corazón; la naturaleza humana renace y se renueva. El Dios de Paz y Amor mora sobre aquella alma que es amable, mansa, humilde, misericordiosa y amorosa, y de esta manera, el cristiano experimenta una gran bienaventuranza, algo más alto que cualquier otra cosa que se pueda adquirir sobre la tierra.

Postrémonos con todo el corazón, con amor, con humildad y obediencia ante el Dios de Sabiduría, Quien colma nuestros corazones con alegría; postrémonos ante el humilde pesebre de Belén, en donde yace Cristo Divino Niño, y siendo colmados con la Luz Racional, repitamos el himno angelical: “¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, a los hombres de buena voluntad!”


Humilde,

+ Tikhon

Por la Gracia de Dios,
Arzobispo de Omsk y Siberia,

25 de diciembre / 07 de enero de 2015/2016


http://vladimirskaya.blogspot.com.ar/20 ... vidad.html
Matthew
Protoposter
Posts: 1812
Joined: Sat 21 January 2012 5:04 am

Re: Epístola de Natividad de Arz. Tikhon 2015/2016

Post by Matthew »

But when our attention is drawn away from the contemplation of Christ in the manger noise stormy sea of life, and headed to what happens in the world, in our terrible days, our hearts in confusion, begins to wonder: where are these people of good will are?
I think that the holy Mothers and Fathers who dwell in God, who pray and repent and seek Christ, these are the women and "men of good will". They are few nowadays...
Post Reply